logo El correo

Dani Álvarez | Periodista

Así son los impresionantes tatuajes de Dani Álvarez: Iron Maiden, Tolkien...

Sus brazos están llenos de elaborados tatuajes que conforman el mapa de su vida: su familia, su trabajo, sus aficiones… «Siempre me gustaron, pero me hice el primero con 33 años, cuando murió mi padre», explica Dani Álvarez. En su piel conviven un micrófono antiguo, símbolo de su trabajo, la portada de un disco de Iron Maiden y el plano de la Tierra Media de Tolkien. «Todos tienen un significado y cada año me hago uno nuevo como mínimo».

OLATZ HERNANDEZ
BORJA AGUDO (fotografía)
PABLO DEL CAÑO y MARTA MADRUGA (vídeos)

El disco que me introdujo al heavy metal

En el brazo izquierdo, Dani Álvarez luce la portada del disco ‘Powerslave’ de Iron Maiden. «Tenía clarísimo que quería hacérmelo porque fue el álbum que me metió en el heavy metal. Además la simbología del templo egipcio me gusta mucho». El tatuaje está lleno de detalles que costaron horas y horas de trabajo. «Por él ya han pasado dos tatuadores y siempre digo que aún está por terminar», destaca. Con el tiempo, los azules y verdes se han ido suavizando. «Seguramente acabaré metiéndole más color», confiesa el periodista.

Dedicado a mi padre

Su primer tatuaje se lo hizo en el antebrazo derecho, donde se puede leer 'Things my father said' (Cosas que decía mi padre) como homenaje a él. Al girar la muñeca queda al descubierto una vista de Nueva York, con un taxi abriéndose paso entre los rascacielos. «Además tiene los nombres de todos mis sobrinos escondidos en los carteles luminosos que cuelgan de los edificios», desvela..

Tolkien siempre me ha llamado la atención

Si alguien se viera transportado a la Tierra Media del Señor de los Anillos, podría guiarse a través del mapa que Dani Álvarez lleva en su brazo derecho. «Tiene un carácter más decorativo que el resto, aunque el universo Tolkien siempre me ha llamado la atención». También es uno de los tatuajes que más le gusta a la gente y suelen pasar tiempo observándolo. «Se ponen a buscar Mordor, La Comarca...», enumera.

La familia es lo más importante

La familia tiene un peso en su vida y también en su piel. Al nacer su hijo Arnau, Dani Álvarez decidió tatuarse un retrato de su mujer, Patricia, sosteniendo al pequeño. «Ser padre y tener una familia te cambia la vida. Quería recordar ese momento», asegura. Hace unos seis meses nació su segundo hijo, Peio, por lo que puede que pronto caiga algún otro tatuaje: «No lo descarto».

El corazón de mi hijo

Es el más reciente y este también está dedicado a su hijo Arnau. «Le detectaron una enfermedad rara del corazón. Tiene seis años y estuvo muy malito. Al final lo superó y su corazón funciona con normalidad». Desde entonces, Dani Álvarez lleva un corazón de juguete al que hay que dar cuerda en su antebrazo izquierdo.

Créditos

Entrevistas:
Olatz Hernández
Fotografía:
Borja Agudo
Vídeos:
Pablo del Caño y Marta Madruga