50 años del proceso de Burgos

El proceso sumarísimo que arrancó el 3 de diciembre de 1970 contra dieciséis miembros de ETA reactivó a los sectores que apostaban por la violencia en el País Vasco, aceleró las contradicciones del franquismo y derrotó al Régimen ante las grandes democracias europeas. El especial que te ofrece EL CORREO también analiza el secuestro como moneda de cambio de Eugene Bëihl, cónsul de la República Federal de Alemania en San Sebastián, profundiza en la biografía de los condenados y en la influencia de sus abogados, describe el clima de tensión que se vivió en la sala y el papel que jugó la Iglesia católica, con dos sacerdotes sentados en el banquillo. Dos de aquellos activistas, Teo Uriarte y Xabier Izko, vuelven a reunirse medio siglo después: "Se quedaron con ganas de ejecutarnos".

ENTRAR