Guy de Maupassant

La esencia de la vida es la sonrisa de las mujeres